Mi Padre

Casi como un acto de rebeldía,
cada vez que hablo con él
le digo que lo quiero. 
Y en ese portal del tiempo
que se abre entre nosotros,
no espero respuesta.
Y sin embargo, 
siento su regocijo vacilante
y su incomodidad añeja.
Porque mi padre
aprendió a decir te quiero
con los hechos
y yo aprendí también
a abrazarlo con las palabras,
para acortar la distancia física
que separa mi pecho de su latido.

Circularidad de mi desgano

En los sueños que descarto
en el llanto silenciado
en los ojos ausentes
del futuro sin fe.

En mis manos vacías,
en tus pulmones sin aire
en mi voz sin garganta
en mi vía sin tren.

En las semanas cargadas
de domingos constantes
en la voluntad derrotada
de mis libros sin alma.

En tu pecho caliente
en tu mirada sin juez
en tu abrazo rompiente
y así otra vez y otra vez.

Fall in Love

Caer en amor
como quien tropieza
en el arco de tu iris
no hay olla
ni monedas
ni final
feliz.